Saltar al contenido
🤑 Aprende a Ganar Dinero en Internet 2022: Métodos Confiables ✅

Educación Financiera | ¿Que es y para que sirve?

Educación Financiera, ¿que es y para que sirve?

Ser alfabetizado financieramente es saber administrar tu dinero. Esto significa aprender cómo pagar tus facturas, cómo pedir prestado y ahorrar dinero de manera responsable, aprender cómo y por qué invertir y planificar para la jubilación.

Toma la iniciativa de educarte a tí mismo y aumentar tu conocimiento financiero, comenzando con los conceptos básicos de la administración del dinero y madurando hasta convertirte en un gastador inteligente. Dedicar tiempo a tu desarrollo financiero mejora las decisiones de ahorro e inversión. Al aprovechar los recursos, como la edad, el talento, el dinero y la capacidad de establecer buenos hábitos, puede generar ahorros duraderos.

¿Qué es la Educación Financiera?

La educación financiera implica conocer y comprender los principios a menudo complejos de ganar, gastar, ahorrar e invertir dinero. Es vital para todos, y comúnmente, en comparación con la clase media y los de ingresos más altos, las personas de bajos ingresos ahorran porciones mucho más bajas de sus ingresos y acumulan menos activos. Incluso muchas veces nunca ahorran y no tienen ningún activo, piensan que tienen activos pero solo son pasivos.

Las investigaciones muestran que las personas que participan en programas de educación financiera tienen más probabilidades de ahorrar dinero, darse cuenta de que tienen acceso a ciertos programas, comprender el crédito al consumidor y establecer un presupuesto. La educación financiera brinda a las personas control personal sobre el dinero y otros recursos financieros. Desarrollar habilidades financieras permite a las personas ganar confianza en sus habilidades para tomar decisiones financieras informadas y responsables.

Ser alfabetizado financieramente significa tener la capacidad de no dejar que el dinero, o la falta de éste, se interponga en el camino de tu felicidad mientras trabajas duro y construyendo un sueño completo con una jubilación larga y satisfactoria .

¿Por qué es importante la educación financiera?

Los consumidores con conocimientos financieros no sólo administran el dinero con más confianza, sino que también tienen una mejor oportunidad de manejar los altibajos inevitables de sus vidas financieras al comprender cómo prevenir y manejar los problemas a medida que surgen.

Eso puede significar vigilar de cerca sus cuentas bancarias y de tarjetas de crédito para que estén al tanto de posibles fraudes lo antes posible, o poder recuperarse rápidamente de una costosa reparación inesperada del automóvil gracias a los amplios ahorros en efectivo. Por otro lado, la educación financiera puede ayudar a los consumidores a ahorrar diligentemente para las cosas que les importan, como unas vacaciones o la educación universitaria de sus hijos.

Estas son las formas en que la educación financiera puede afectar tu vida:

Entiende cuánto ganas y gastas.

Al desarrollar la educación financiera, hacer un presupuesto es una forma importante de establecer una verdadera comprensión de sus ingresos y gastos. Una vez que tengas un presupuesto, puedes continuar con el seguimiento de los gastos y revisar tu plan de gastos con regularidad. Existen muchos métodos de elaboración de presupuestos, como los planes de base cero o 50/30/20, así que elige el que tenga más probabilidades de seguir.

Pagar y evitar deudas.

Buscar las tasas de interés más bajas al comparar los términos de los préstamos puedes ahorrar una cantidad sustancial con el tiempo, al igual que pagar los saldos de las tarjetas de crédito cada mes para no acumular cargos por intereses. Si ya tienes deudas, la educación financiera puede ayudarte a elegir los mejores métodos para salir de la deuda, ya sea por tu cuenta o con la ayuda de un experto acreditado como un asesor crediticio sin fines de lucro.

Protégete de las deudas y la bancarrota.

Una forma crucial de evitar que se acumulen deudas es crear una cuenta de ahorros de emergencia. Un ahorrador con conocimientos financieros sabe cuánto reservar (idealmente, el valor de los gastos de tres a seis meses) y aspira a mantenerlo en ese nivel en todo momento.

Trabajar hacia una jubilación segura.

Cualesquiera que sean tus otros planes a corto plazo, ahorra para la jubilación al mismo tiempo. Cuando tengas conocimientos de la educación financieros, tendrás una mejor idea de cuánto ahorrar, qué tipo de jubilación deseas y cómo lograrlo.

¿Eres financieramente alfabetizado?

Para ayudarte a decidir si debes incluirte entre las personas con educación financiera, piensa en las siguientes preguntas y da algunas respuestas honestas.

¿Sabe cómo crear un presupuesto mensual que incluya todos sus gastos básicos, sus facturas, cualquier deuda y sus fondos de amortización para futuras compras?

¿Está actualmente libre de deudas? ¿O está tomando medidas activas para reducir sus deudas?

¿Sabe cuánto dinero gasta para cubrir los gastos de manutención durante un período de tres a seis meses?

¿Cuenta con un fondo de emergencia que le permitiría superar un gran evento repentino de la vida, como un despido o un vehículo destrozado, sin tener que pedir dinero prestado?

¿Entiende cómo el interés compuesto permite que el dinero invertido crezca con el tiempo?

¿Conoce los diversos tipos de seguros que se necesitan para proteger sus finanzas e inversiones?

¿Entiendes la diferencia entre una inversión y un seguro?

Educación financiera y conceptos básicos de finanzas personales

¿Cómo empezar a presupuestar? Es algo difícil y simple al mismo tiempo, necesitas ver exactamente cómo estás gastando tu dinero e identificar dónde están tus agujeros financieros. Algunos pasos a seguir:

Comienza a realizar un seguimiento de sus gastos mensuales

En un cuaderno, en un excel o una aplicación móvil, escribe cada vez que gastes dinero. Se diligente con esto, porque es fácil de olvidar. Esta es la base de tu presupuesto.

Identificar gastos fijos y variables

Los gastos fijos son los que tienes todos los meses: alquiler, hipoteca, pago del automóvil, electricidad, factura, factura del agua, pago del préstamo estudiantil. Los gastos variables son costos que suben y bajan cada mes y que van y vienen: comestibles, suministros para mascotas, cortes de pelo, entradas para conciertos, etc.

Suma los totales

Después de tres meses, calcula cuánto estás gastando, en promedio, por mes. Y mira las categorías.

Estudia tus gastos variables

Aquí es donde la mayoría de la gente tiende a gastar de más. Decida qué es lo que le da más placer de estos gastos mensuales que cree que estos costos valen la pena. ¿Y cuáles realmente puedes prescindir? Siendo honesto y comienza a cortar los gastos innecesarios o de los cuales podrías vivir sin tenerlos. Este es el comienzo de las decisiones difíciles.

Ten en cuenta los ahorros

Una parte clave del presupuesto es que siempre debes pagarte a sí mismo primero. Es decir, debes tomar una parte de cada cheque de pago y ponerlo en ahorros. Esta práctica, si puedes convertirla en un hábito, pagará dividendos (literalmente en muchos casos) a lo largo de tu vida.

Ahora establece tu presupuesto

Comienza a hacer los recortes necesarios en tus gastos fijos y variables. Decide lo que quieres ahorrar cada semana o cada dos semanas. El dinero sobrante es cuánto tienes para vivir.

La elaboración de un presupuesto eficaz exige que seas honesto contigo mismo y elabores un plan que realmente puedas seguir. Cuanto más tiempo y esfuerzo pongas en tu presupuesto hoy, mejor podrás mantener un hábito de ahorro de por vida. Y tus finanzas personales mejorarán considerablemente.

¿Qué tiene que ver el crédito con la educación financiera?

Una de las razones centrales para desarrollar la educación financiera es aumentar y proteger tu puntaje crediticio, que es un componente crucial de tu vida financiera.

Con un puntaje crediticio bueno o excelente, puedes calificar para tasas de interés más bajas en préstamos y tarjetas de crédito, tarjetas de crédito con beneficios atractivos y que ahorran dinero, y una gama de ofertas de productos financieros, lo que te brinda la oportunidad de elegir la mejor oferta.

Pero para mejorar el crédito, necesitas saber qué factores contribuyen a tu puntaje. El historial de pagos tiene el mayor impacto en tu puntaje Score, el puntaje crediticio más utilizado por los prestamistas, que representa el 35% del mismo. Paga todas las facturas a tiempo para mantener este elemento importante de tu crédito lo más sólido posible. A continuación, querrás centrarte en la utilización del crédito, o la cantidad de crédito renovable que utilizas en comparación con tus límites de crédito. Este es otro factor importante en tu Score. Idealmente, deberías pagar los saldos de las tarjetas de crédito cada mes para mantener la utilización de tu crédito lo más baja posible.

Verifica tu puntaje de crédito, cuentas bancarias y saldos de tarjetas de crédito regularmente para mantener una comprensión clara de tus finanzas. Cuando veas tu informe de crédito, podrás ver si los saldos de tu tarjeta de crédito son demasiado altos, por ejemplo, o si no has realizado un pago y necesitas corregirlo para no perder más.

El poder de la educación financiera

En última instancia, el mejor resultado de tu compromiso con la educación financiera será una mayor confianza en tí mismo. Cuando tengas el conocimiento que necesitas para tomar decisiones informadas, podrás confiar en que puedes evitar endeudarte o invertir con demasiado riesgo. A partir de ahí, puedes crear y perseguir los objetivos financieros que mejor respalden tu visión de una vida feliz.

Si quieres aprender aun mas sobre la educación financiera y mejorar tus finanzas personales puedes acceder a esta Guía practica para alcanzar tu Bienestar financiero. La Energía del Dinero – Aprende las herramientas que transformarán tu vida. [ CLIC AQUI ].

Educación Financiera, ¿que es y para que sirve?

Si tienes alguna duda, puedes dejar un comentario con tu duda o aporte y te responderé a la brevedad posible. También te puedes unir a nuestra comunidad en Discord (Clic Aqui) y ademas me puedes contactar en mis redes sociales o enviarme un correo en la sección de contacto.